Barranco de las Ánimas


Barranco de las Ánimas (4,1 km)

La ruta regresa al caserío de Ricote por el Barranco de las Ánimas, siguiendo el antiguo Camino de Ojós. En este paraje se hallan varios ejemplares notables de un árbol muy propio de las regiones de clima mediterráneo: el algarrobo (Ceratonia siliqua). Se trata de una especie que prefiere las zonas soleadas y secas, al no sentirle nada bien las heladas. Por eso, está tan bien adaptada a la calidez del Valle de Ricote. Los encontramos casi siempre de forma cultivada, como podemos observar en los hermosos ejemplares que tiene delante, ya que su fruto, unas grandes vainas denominadas "algarrobas", han cumplido desde antaño una importante función como complemento alimenticio para el ganado. También pueden tener otros usos destinados a la alimentación humana, como para la producción de harina de algarroba (garrofín), que es utilizada para la elaboración de bizcochos, postres y dulces, o como aditivo alimentario. Los mejores ejemplares del municipio de Ricote se encuentran catalogados como árboles singulares y protegidos por el planeamiento municipal.

En esta zona, el itinerario también discurre entre dos vías pecuarias: Vereda del Salto de la Novia y Vereda de Ojós. La última lo hace al pie de la Sierra del Salitre, que queda a nuestra derecha y que es Monte Público y Red Natura 2.000, por encontrarse dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Sierra de Ricote y Navela, albergando especies como el halcón peregrino, la chova piquirroja y el búho real.

Más adelante, en el paraje de Lari (del árabe حارِس - "haris" = "guardia"), justo antes de llegar al casco urbano, se encuentra el inicio del PR-MU-39 del Castillo de Ricote. Aunque no se encuentra dentro de esta ruta, es una buena opción para quienes quieran ampliarla, ya que posibilita la visita a las ruinas de esta fortaleza medieval, al mismo tiempo de disfrutar de unas excelentes vistas de la población y huerta de Ricote, del valle y de las sierras que lo circundan.

Texto: Héctor M. Quijada Guillamón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario