Paraje de La Muña


Paraje de La Muña (1,8 km)

Se encuentra en el paraje de La Muña, uno de los muchos lugares de la Huerta de Ricote cuyo nombre procede de la lengua árabe. مُنْية ("munya") significó "huerto" y, en el periodo andalusí, hizo referencia a una propiedad agrícola de recreo, generalmente, una casa rodeada de jardines y tierras de labor que servía de residencia ocasional a un propietario de alta capacidad adquisitiva. El significado del topónimo pudiera estar en relación con el dicho popular que todavía se escucha en boca de algún lugareño: "Rico Ricote, rico serás. Si la olivera de La Muña hablara, qué felicidad".

Otros topónimos de origen árabe fueron "La Romana" (رمانة - "rumana" = granado) y "Lari" (حارِس - "haris" = "guardia"), parajes por los que discurre la presente ruta. Junto con otros nombres de lugar árabes diseminados por el espacio agrícola (ver imagen inferior), confirman que la Huerta de Ricote fue diseñada, confeccionada y puesta en producción en el periodo andalusí. Muy recientemente, la toponimia ha sido corroborada por la arqueología. El investigador Arnald Puy Maeso, a partir de 14 fechas radiocarbónicas obtenidas de suelos enterrados bajo sus terrazas, ha datado su construcción entre los años 989 y 1210 d.C.

(pinche sobre la imagen para ampliarla)

¿Dónde se localizó el poblamiento andalusí en torno a la Huerta de Ricote entre finales del siglo X y principios del siglo XIII?
Un asentamiento andalusí existió en el Cabezo del Aljezar, cerro que domina el actual núcleo urbano. El yacimiento es fechable entre los siglos XI y XIII. En la ladera sureste de este cabezo se excavó, en 1986, la parte de un cementerio islámico (8 sepulturas) perteneciente a dicho poblamiento.

A mediados del siglo XII, al-Idrisi menciona la fortaleza de Ricote ("hisn Riqut") en el itinerario de Murcia a Segura. Las ruinas del castillo todavía persisten a la erosión en la Sierra del Salitre, dominando la margen derecha del Estrecho del Solvente, por donde transcurre el Río Segura y la ruta fluvial aludida por al-Idrisi. Constituyó la fortaleza cabeza administrativa del Valle de Ricote en los últimos siglos del periodo andalusí, comarca aludida como "wadi Riqut" por Ibn al-Jatib (siglo XIV). Las evidencias arqueológicas ubican un poblamiento asociado a la fortaleza.

Otros asentamientos andalusíes se localizan en el entorno de la Huerta de Ricote: uno domina el paraje de Borge, topónimo árabe (بُرْج - "burg" = "torre") que revela la presencia de una torre asociada a una zona de residencia, como indican los restos presentes en el lugar que datan este poblamiento en los últimos siglos de dominación musulmana; otro yacimiento arqueológico se ubica en el Cabezo del Rife, nombre de lugar también procedente del árabe (ريف - "rif" = "campiña"), con una cronología similar al anterior; otro asentamiento debió existir en torno a los restos de la Ermita de Nuestra Señora de las Huertas, que, como ya se ha podido conocer, constituyó una mezquita con anterioridad a la conversión de la población al cristianismo (1501); en último lugar, cabe citar un enterramiento islámico, datado en el siglo XII, que se registró en Pino Doncel, en el paraje de La Cara, otro de los topónimos árabes (قارة - "qara" = "colina aislada").

Texto: Jesús Joaquín López Moreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario